La queja de la Atención Primaria en Huesca: 50 pacientes diarios y deterioro asistencial

Un encuentro en el Colegio de Médicos asegura que "la situación en Huesca es mucho peor que en la mayor parte de Aragón"

23 de Noviembre de 2022
Guardar
Asamblea de médicos.
Asamblea de médicos.

Veinticinco médicos de Atención Primaria han participado en un encuentro en el Colegio Oficial para analizar la situación de este colectivo médico que fundamental aunque no exclusivamente se han concentrado en la ciudad de Huesca, donde cerca de cincuenta profesionales se entregan al Juramento Hipocrático con tal penuria de medios que padecen una gran sobrecarga laboral y lamentan el deterioro de la atención, especialmente a los sectores más vulnerables de la población. Reclaman medidas organizativas y de gestión por parte del Salud, a la vez que estudian posibles acciones de presión a la espera de las negociaciones que se desarrollan a nivel autonómico. "Ha quedado manifiestamente claro que la situación en Huesca es mucho peor que en la mayor parte de Aragón, sobre todo por la sobrecarga que supone mantener el Punto de Atención Continuada de Pirineos sin recursos". Una realidad que se mimetiza con las de Barbastro, Monzón y Fraga, algo menos con la de Jaca, según han señalado los participantes en la reunión.

"En Huesca, como en Barbastro, Monzón o Fraga, abrimos los centros de salud, luego hemos de cubrir los horarios de 15 a 17 horas y además hemos de acudir al punto de atención continuada de Pirineos". Un régimen que es más cómodo en Zaragoza con la disponibilidad del servicio de urgencias móvil y los centros de salud. Las cifras que han de soportar son elocuentes y hablan por sí solas de las deficiencias asistenciales. "Los médicos de familia podemos atender perfectamente a 50 pacientes al día". El ritmo es muy intenso. "En Pirineos, atienden a un ritmo de dos minutos por paciente desde las 5 de la tarde. Son cuatro médicos, pero hay que contar en muchas ocasiones que quedan en tres porque han de atender pruebas o urgencias a domicilio", afirma Ramón Boria, que ha presidido el encuentro.

Ramón Boria explica las dificultades de la situación asistencial.
Ramón Boria y Leandro Catalán, presidente del Sindicato de Médicos de Atención Primaria.

En la capital oscense, hay en torno a 46-47 médicos de Atención Primaria. "Cada mañana se abre una agenda con 35 huecos que se ofrecen por la web para que cualquier usuario pueda ir accediendo a las horas. Pero a veces hay gente que se acerca o que llama, con lo cual también hay un tiempo invertido por ese otro lado. Y hay avisos que atender a domicilio. Y existen también las tareas administrativas, con las recetas, con los mensajes de los pacientes o la información del Hospital San Jorge sobre ellos, de los especialistas o de las mutuas de trabajo, las radiografías que se han solicitado...". Además de otras cuestiones organizativas, los médicos demandan que exista un sistema de triaje que favorezca la eficiencia en su trabajo y descargue la presión que padecen.

Los médicos de Atención Primaria exigen respuestas que, en ocasiones, topan con las peculiaridades políticas de la administración local, ya que resulta complicado hacer entender a los alcaldes la dificultad del manejo de los recursos limitados, no sólo los materiales sino fundamentalmente los profesionales.

Ramón Boria se muestra extraordinariamente cauto sobre las posibles medidas de los médicos para intentar paliar esta situación. "Somos muy prudentes en las movilizaciones, para empezar porque somos pocos. Pero valoraremos la posibilidad de realizar alguna concentración o manifestación. No estamos reclamando ninguna mejora retributiva, sino la optimización de la atención que prestamos al paciente. En definitiva, la mejor calidad sanitaria".

Suscríbete a Diario de Huesca
Suscríbete a Diario de Huesca
Apoya el periodismo independiente de tu provincia, suscríbete al Club del amigo militante