El turismo activo de Huesca recibe doscientas inspecciones y veinte denuncias este año

La Unidad de Policía Adscrita en Aragón ha practicado 150 requerimientos a empresas o guías, con 1.400 personas controladas en las gestiones

DH
17 de Septiembre de 2022
Guardar
El turismo activo, objeto de control de la Unidad de Policía Adscrita
El turismo activo, objeto de control de la Unidad de Policía Adscrita

Los agentes de la Unidad de Policía Adscrita en Aragón (UPA) han realizado un total de 215 inspecciones en las que se han controlado a 305 guías o técnicos deportivos y 60 empresas de turismo activo, principalmente en la provincia de Huesca, tras las cuales han formulado 20 denuncias y han practicado más de 150 gestiones o requerimientos a las empresas o guías sobre extremos que no se pudieron constatar en las inspecciones realizadas. El total de los usuarios controlados en las inspecciones ha superado las 1.400 personas.

El objetivo de las inspecciones es que se cumpla con toda la legislación vigente para mejorar la seguridad en el medio natural. Los agentes de la UPA prestan especial atención al Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, la zona en la que trabajan más empresas de turismo activo. Se personan en los distintos cañones, revisan que los grupos de barranquistas lleven el material adecuado para la actividad que van a desarrollar y que cumplan con las ratios máximas de personas y de tiempos a que obliga el Plan de Ordenación del Parque.

Algunas de las actividades de turismo activo que han controlado los agentes de la UPA durante este verano en la provincia de Huesca han sido: rafting, hidrospeed, parapente, vías ferratas, escalada, descenso de barrancos, turismo ecuestre y travesías de media y alta montaña. Por otro lado, a petición del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), la Unidad Adscrita ha realizado durante los meses de julio y agosto inspecciones de las actividades de turismo activo que se realizan dentro de los campamentos juveniles instalados en la provincia.

Desde la Unidad de Policía Adscrita de Huesca, han asegurado que las inspecciones han sido bien recibidas por tanto por los guías como por las empresas dedicadas al turismo activo y que todos trabajan para ofrecer un turismo de calidad en la zona y se preparan para llevar a cabo su trabajo durante la temporada de esquí en la zona de pista.

En la provincia de Teruel el número de actuaciones de la UPA durante este verano asciende a casi 50 durante los meses de julio, agosto y mediados de septiembre, sin que se haya llegado a abrir ningún expediente sancionador. La mayor parte ha sido en yacimientos arqueológicos y su entorno, a diferencia de otros años, que se ha centrado en barrancos. Este cambio es debido a la falta de agua durante este verano que ha hecho que el trabajo se centre más en otros espacios. Las visitas que se realizan a los yacimientos se debe sobre todo a que la mayoría de ellos están encuadrados dentro de rutas senderistas frecuentadas por grupos. Algunas de las acciones realizadas en yacimientos han sido en la zona del castillo de Peracense, donde se celebraron recreaciones medievales durante el mes de agosto y que supuso una gran afluencia de personas.

En la provincia de Zaragoza, las labores habituales de la UPA se han visto alterada por los dos incendios que se declararon en la provincia; el de Ateca en julio y el de Añón de Moncayo en agosto. La Unidad de Policía Adscrita se desplazó para formar parte de los dispositivos establecidos para sofocar los incendios y su trabajó se centró en dar seguridad al Puesto de Mando Avanzado (PMA) desplegado en ambos dispositivos. Por otro lado, al igual que en la provincia de Huesca, llevaron a cabo inspecciones en las actividades de turismo activo en los campamentos juveniles dependientes del IAJ, que se instalan en nuestra provincia de Zaragoza durante los meses de julio y agosto. 

Suscríbete a Diario de Huesca
Suscríbete a Diario de Huesca
Apoya el periodismo independiente de tu provincia, suscríbete al Club del amigo militante