"Nací con unas iniciales bastante preocupantes: D.G.A."

Alegría & Alergia: el lío de las siglas

11 de Febrero de 2024
Guardar
David Liquen, predecesor del yoísmo e Alegría & Alergia.
David Liquen, predecesor del yoísmo e Alegría & Alergia.

Quiero contarles que a veces me encantan las siglas, me dan alegría. Y otras veces no, me dan alergia. 

Aquí suelo usarlas para esconder algunos nombres. A veces pienso que igual sería fácil usar otros nombres, y no esas letras tan desvalidas con un puntito luego.

Iris Marrapodi es el nombre que usa Piglia en Los diarios de Emilio Renzi para esconder a Josefina Ludmer. Es un juego divertido.

Anoche tuve una conversación con mi psicoterapeuta en la que me habló en siglas y le parecía que me hacía el tonto por no comprender algunas.

No me lo hacía, era tonto.

Me enseñó que CCC es cine cena y cama. Y le conté que antes de ayer había tenido CC (cine y cena) y ayer CC (cena y cama). Estoy pensando que siempre me falta una C. Algo debo de estar haciendo mal.

También me dijo que la tal chica era un TP de manual. Falta de empatía y todas esas cosas. Les voy a traducir que T.P. es trastorno de la personalidad.

He estado pensando que las iniciales de mi madre son A.A.A.I. todo vocales, y las de mi padre J.G.M. todo consonantes. De ahí nací yo con unas iniciales bastante preocupantes: D.G.A. (David Giménez Alonso).

Piensen un poco qué gracia tiene tener las iniciales, las siglas del aparato de gobierno de tu comunidad autónoma. Hay gente que me dice, ¡ey DGA, ¿cómo te va? ¡y se queda tan ancho! Aunque no crean, a veces he pensado registrar mis siglas y ver qué pasa. Como negocio. Podría complicar la vida a una institución. Veremos qué dice el juez. Veremos si nos podemos arreglar.

Donde estén unas buenas siglas que se quiten los heterónimos, sinónimos o apócrifos (igual me estoy pasando) . Bueno, pues donde esté un buen heterónimo que se quita una pobre sigla, una letra ahí, tan sola, y con un puntito.

Archivado en

Suscríbete a Diario de Huesca
Suscríbete a Diario de Huesca
Apoya el periodismo independiente de tu provincia, suscríbete al Club del amigo militante